Select Menu

Hoy os traigo la última novela de dos autoras muy jóvenes que están desbordando el panorama nacional, Iria G. Parente y Selene M. Pascual.

Editorial: Nocturna Ediciones
Número de Páginas: 573
PVP: 16,50€
PVP (ebook): No disponible
ISBN: 9788494335471

Sinopsis del Libro:

Érase una vez un reino muy, muy lejano donde un príncipe premió a un mago por ayudar a rescatar a una joven en apuros.

Encantador. Lástima que nada de esto sea verdad.

En realidad, el príncipe sueña con gloria y venganza; el mago, con que sus hechizos no sean siempre un desastre y la joven en apuros, con huir de un pasado que la atormenta... y del recuerdo del hombre al que ha matado.

Érase una vez...

Crítica del Libro:

Conseguí a primeros de agosto (después de una larga tortura) que Iria me pasara su nueva novela, Sueños de Piedra. Lo de la tortura es broma pero ojalá lo hubiera hecho porque, desde luego, Iria y Selene no iban a tener piedad.

Voy a empezar restringiendo el rango de edad de los posibles lectores de la novela (aunque luego me contradiga al final de la reseña) y es que Sueños de Piedra no es para menores de 18 años... o 16... (sí, más bien 16)... o bueno, no recomendada para gente sensible.

Sueños de Piedra es la historia de Arthmael de Silfos (un joven y engreído príncipe que quiere demostrarle a su padre que merece gobernar más que su hermano bastardo que acaba de aparecer) y de Lynne (una jóven chica que quiere olvidar su pasado). Acompañados del jóven aprendiz de mago Hazan vivirán cientos de aventuars mientras buscan una cura pala la hermana del niño.
Y la gran pregunta de la trama es, ¿acabarán Arthmael y Lynne juntos? ¡En serio! ¡Es como el mayor OTP de la historia de la LIJ española! Se les puede shippear desde la página 40 y estos dos producen el 80% del constante flujo de feels de la novela. Y el humor que los dos le meten a la novela (con sus constantes pullas) es fantástico.

Voy a seguir hablando de los personajes porque, si hay algo que saben hacer las autoras es crear personajes reales. Tan reales que duele leerlos y el estilo de la novela (capítulos en primera persona que van alternando los puntos de vista de los dos protagonistas) no hace sino mejorarlos. Lynne (que se ha convertido en mi personaje femenino preferido de todo lo que he leído) tiene una máscara de frialdad pero por dentro está rota (fruto de los años abusos que ha sufrido), y aun así es una de las más fuerte (si no la que más) protagonistas que tenido la opción de leer. Por otro lado Arthmael tiene la fachada de no importarle nada pero por dentro es fuerte y... ¿dulce? Y Hazan es un pobre chiquillo al que todo le sale mal (pero es muy cuqui). Y los tres hacen algo que casi ningún personaje consigue: que te sientas identificado plenamente con alguno de ellos; ¿a quién no le ha salido algo mal? ¿Quién no se ha sentido incapaz porque la vida le ha tratado así? ¿quién no ha querido ser un héroe?

Pero hay una cosa que posiblemente sea mejor que los personajes: la enseñanza moral que transmite Sueños de Piedra. Parece increíble pero una novela de fantasía trata mejor los problemas de la sociedad actual que el 99% de las novelas "realistas": igualdad de género (hay un párrafo al principio de la novela en el que Lynne dice algo que debería imprimirse y ponerse en todas las aulas de los institutos), el amor por uno mismo, las relaciones de pareja... Honestamente, es una novela que cada adolescente debería leer (sí, que le den a la restricción de edad, que se termine la sobreprotección delos jóvenes).

Honestamente, no encuentro nada que criticar en Sueños de Piedra porque, incluso su extensión (576 páginas) es perfecta, y no se nota porque es una novela que se puede leer incluso en un día.
Iria y Selene tienen un don: han conseguido crear una novela de 10. Una novela que hace tanto reir como llorar. Una novela con la que emocionarse. Una novela con unos personajes fantásticos. Una novela que enseña. Una novela que me cuesta no enmarcar como la mejor novela del año.
Y ahora me voy a intentar encontrar la mejor frase del libro, algo difícil porque hay demasiadas.

Frase del Libro:

Compartir tus problemas con alguien no te hace depender de esa persona. Significa que tienes a alguien a tu lado. Y mientras puedas confiar al menos en una persona, serás un poco más fuerte para hacer lo que te propongas...

Nota del Libro:

10/10

¿Has leído Sueños de Piedra? ¿Qué te ha parecido? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Booktrailer:

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

 
Top