Select Menu

Como Escribir una Novela
El Método del Copo de Nieve





Escribir una novela es fácil. Escribir una buena novela es difícil. Así es la vida. Si fuese fácil todos estaríamos escribiendo best-sellers, o novelas ganadoras de premios.

Francamente, hay miles de personas por ahí fuera que pueden decirte cómo escribir una novela. Hay miles de métodos diferentes. El mejor para ti es el que mejor se adapte a tu estilo de trabajo.

En este artículo, me gustaría mostrarte el método que utiliza el autor del original. Este autor ha publicado seis novelas y ha ganado docenas de premios con sus escritos. Enseña a escribir ficción en seminarios. Una de sus lecciones más populares es ésta: Como Escribir una Novela utilizando lo que él (y a partir de ahora nosotros) llama el Método del Copo de Nieve.

En su página web éste es el artículo más popular de todos, y recibe cientos de visitas al día, así que podrás imaginar que mucha gente lo considera útil. ¡Pero tú no tienes por qué! Échale un ojo, decide qué te sirve, e ignora el resto. Si no te gusta tampoco pasa nada. Cada escritor escribe de una manera distinta. Si este método te apasiona… ¡Perfecto! Pero lo más importante: pásatelo bien… Escribe tu novela.


La Importancia de la Planificación

La buena ficción no aparece de repente, se planifica. Puedes hacer el trabajo de diseño antes o después de escribir la novela. El autor del artículo asegura haberlo hecho de las dos maneras y haber tenido más éxito haciéndolo antes. Planificar es un trabajo duro, así que es importante encontrar una pauta al principio. Este artículo te dará ese patrón para tu diseño.

La principal pregunta es: ¿Cómo se planifica una novela?
Antes de continuar échale un vistazo a esta página web.



Al principio de la página encontrarás un patrón muy mono conocido como la fracción del copo de nieve. No se lo digas a nadie, pero es un objeto matemático de suma importancia que ha sido ampliamente estudiado. Pero para nuestro propósito nos sirve como un esquema de un copo de nieve. Si bajas un poco en la misma página web encontrarás un triángulo y, debajo de éste, unas flechas. Si vas pulsando la flecha de la derecha, verás los pasos utilizados para crear el copo de nieve. Al principio no se parece mucho a un copo de nieve, pero, a medida que avanzas, se empieza a asemejar cada vez más a uno, hasta que está hecho.

Los primeros pasos son similares a éstos:










Te aseguro que así es como se planifica una novela – empiezas por poco y, después, empiezas a desarrollarlo todo hasta que se convierte en una historia. Parte de este trabajo es creativo, que no te puedo enseñar aquí (porque no he asistido a ninguno de los seminarios del autor original). Pero la otra parte es simplemente administrar tu creatividad – organizarla en una novela bien estructurada. Y eso es lo que vas a aprender a hacer a partir de este artículo.

Si eres como la mayoría de la gente, ya habrás pasado mucho tiempo pensando en cómo va a ser tu novela antes siquiera de ponerte a escribirla. Puede que hayas hecho algún trabajo de investigación, o soñaras despierto sobre qué iba a tratar la historia. Escuchaste las voces de los personajes en tu cabeza. Simplemente piensa sobre cómo va a ir el libro – el Tema Principal. Es un proceso informal que cada autor hace de una manera distinta. Vamos a asumir que ya tienes todas tus ideas bien claras en la cabeza y estás listo para sentarte a escribir.


Los Diez Pasos de la Planificación

Pero antes de ponerte a escribir, tienes que organizarte. Tienes que plasmar todas esas geniales ideas en una forma utilizable. ¿Por qué? Porque tu memoria es falible y es muy probable que tu creatividad haya dejado agujeros en tu historia – agujeros que tenemos que llenar antes de ponernos a escribir. Necesitas un documento de diseño. Y tienes que producirlo utilizando un método que no mate tu deseo de escribir la historia. Este es el método de los diez pasos para escribir ese documento. Espero que te ayude.

Paso 1) Tómate una hora y escribe una frase que resuma toda tu novela. Algo como esto: Un psiquiatra demente viaja al pasado para matar al apóstol San Pablo. Esta frase te servirá siempre como publicidad de diez segundos. Esta es la gran imagen, la analogía de ese triángulo en la imagen del copo de nieve.

Cuando más adelante escribas a una editorial para intentar que publiquen tu novela esta frase debe aparecer muy cerca del principio. Es lo que te va a permitir venderle el libro un editor, al comité, a la distribuidora, a las librerías y, por último, a los lectores. ¡Así que hazlo lo mejor que puedas!

Unas pistas para crear una buena frase:
  • Cuanto más corta mejor. Intenta utilizar menos de quince palabras.
  • No utilices nombres de personajes. Es mejor utilizar un trapecista manco que Jane Doe.
  • Relaciona la trama completa y la trama desde el punto de vista de cada personaje. ¿Cuál es el personaje que más puede perder durante la novela? Ahora dime que quiere ganar.
  • Lee las frases sobre otros best-sellers que aparezcan en periódicos. Escribir estas descripciones es un arte en sí mismo.

Paso 2) Tómate otra hora y amplía esa frase a todo un párrafo que describa la organización de la historia, las tragedias y el final de la novela. Esta es la analogía de la segunda parte del copo de nieve. El autor suele estructurar sus novelas en forma de tres tragedias y un final. Cada tragedia ocupa un cuarto del libro y el final el último cuarto. Cabe destacar que es la estructura que utiliza el autor del artículo original.

Si crees en la estructura de los tres actos entonces la primera tragedia corresponde al final del Acto Primero. La segunda tragedia es el punto medio del Acto Segundo. La tercera tragedia ocurre al final del Acto Segundo y conlleva al Acto Tercero que (en la mayoría de los casos) adereza los problemas. Está bien que la primera tragedia la provoquen circunstancias externas, pero la segunda y la tercera tragedia deberían ser provocadas en un intento de “arreglar” las cosas por parte del protagonista. Las cosas van de mal en peor.

También puedes usar este párrafo cuando envíes el manuscrito a la editorial. Tu párrafo debería contener entre cinco y seis frases. Una para describir el argumento de la historia, otras más para explicar cada una de las tragedias y una última contando el final.

Paso 3) Los dos pasos anteriores te dan un buen punto de vista sobre tu novela. Ahora necesitas algo similar para la historia de cada uno de tus personajes. Los personajes son lo más importante de una novela y cuanto más tiempo inviertas en diseñarlos tanto más podrás escribir sobre ellos cuando empieces la novela. Tómate una hora para cada uno de tus protagonistas y escribe un resumen de aproximadamente una página que contenga:

  • Nombre completo del personaje.
  • Un resumen de una frase sobre la biografía del personaje.
  • Las motivaciones del personaje (qué es lo que quiere, en términos abstractos).
  • El objetivo del personaje (qué es lo que quiere, en términos concretos).
  • El conflicto del personaje (qué le prohíbe lograr su objetivo).
  • La evolución del personaje (qué va a aprender y cómo va a cambiar).
  • Un resumen de un párrafo sobre los sucesos que le ocurrirán al personaje a lo largo de la historia.

Un punto importante: Verás que tendrás que retroceder y hacer cambios en la frase o en el párrafo de la historia. ¡Adelante! eso es bueno – significa que tus personajes te están enseñando cosas sobre tu historia. No pasa nada si durante cualquier paso del proceso de diseño retrocedes para revisar pasos anteriores. En realidad, no sólo es bueno – es inevitable. Y lo bueno es que cualquier revisión que hagas ahora no necesitarás hacerla en el manuscrito de 400 páginas.

Otro punto importante: no tiene porque ser perfecto. El propósito de cada paso es que puedas pasar al siguiente. ¡Mantenlo para más adelante! Siempre puedes volver atrás y arreglarlo cuando entiendas mejor la historia. Y seguramente lo harás.

Paso 4) A estas alturas, ya tendrás una buena idea estructurada, a gran escala, de tu novela, y sólo habrás utilizado uno o dos días para ello. Bueno, en realidad, quizá hayas utilizado cerca de una semana, pero no pasa nada. Si la historia no termina de funcionar, al menos lo sabes ahora, no después de haber invertido 500 horas en un primer e inconexo borrador. Ahora simplemente haz que la historia siga creciendo. Tómate varias horas y expande cada frase del párrafo del paso 2 en un párrafo entero. Todos los párrafos, excepto el último, tienen que acabar en tragedia. El último párrafo debería decir cómo finaliza el libro.

Esta parte es bastante divertida y, al final del ejercicio, tendrás un bonito y brillante resumen de una página sobre tu libro. No pasa nada si no consigues plasmarlo todo en una página. Lo importante es que estás aumentando las ideas que luego formarán tu historia. Estás ampliando las tragedias. Ahora deberías tener una buena sinopsis para que presentar a una editorial, aunque siempre hay mejores opciones para enviar a una editorial…

Paso 5) Tómate entre uno y dos días y escribe una descripción de una página para cada uno de los personajes protagonistas y una descripción de media página para los personajes secundarios. Estas “sinopsis de los personajes” deberían contar la historia desde el punto de vista de cada personaje. Como siempre, puedes retroceder a los pasos anteriores y revisarlos cuando descubras cosas interesantes sobre tus personajes. El autor original asegura que éste es el paso que más le gusta y que en sus propuestas a las editoriales incluye estas sinopsis. También nos dice que a las editoriales les suelen gustar las sinopsis de los personajes, porque a los editores les gusta la ficción basada en personajes.

Paso 6) En este momento ya tienes una trama y diferentes tramas secundarias, una para cada personaje. Ahora tómate una semana y amplía la sinopsis de una página a una sinopsis de cuatro páginas. Básicamente lo que estás haciendo es ampliar cada párrafo del paso 4 a un página entera. Éste es un paso muy divertido, porque estás comprendiendo el engranaje de la historia y tomando decisiones estratégicas. Una vez llegado a este punto seguro que querrás regresar atrás para cambiar cosas de los pasos anteriores a medida que vas comprendiendo mejor la historia y nuevas ideas se van desarrollando en tu cabeza.

Paso 7) Tómate otra semana y expande las descripciones de los personajes a un escrito detallado que cuente todo lo que haya que saber sobre ellos: Lo básico, como la fecha de nacimiento, descripción, historia, motivaciones, objetivos, etc. Lo más importante, ¿cómo cambiará este personaje hasta el final de la novela? Esto es una ampliación de tu trabajo en el paso 3 y te enseñará mucho sobre tus personajes. Seguramente retrocederás y revisarás los pasos 1-6 a medida que tus personajes te van cobrando vida y empiezan a hacer demandas petulantes sobre la historia. Eso es bueno – la buena ficción va ligada a los personajes. Tómate todo el tiempo que necesites porque es tiempo que estás ahorrando. Cuando hayas terminado este proceso (y es muy probable que te lleve cerca de un mes) estarás preparado para escribir propuestas (y mandarlas) a las editoriales y vender tu novela. Hazlo.

Paso 8) Puede que decidas tomarte un descanso hasta que el libro se venda. Pero en algún momento tendrás que escribir la novela. Antes de que empieces, hay un par de cosas que puedes hacer para simplificar ese traumático primer borrador. Lo primero es coger esa sinopsis de cuatro páginas y hacer una lista de todas las escenas que utilizarás para convertir la historia en novela. Y la mejor manera para hacer esa lista es… Con una tabla de datos (con un programa como Excel o similares).

Por alguna razón muchos escritores le tienen pánico a las tablas de datos. Horror. Aprende a convivir con ello. Aprendiste a usar un programa de escritura (Word). Las tablas de datos son más fáciles de usar. Necesitas hacer una tabla de escenas y las tablas de datos se crearon para hacer tablas. Si necesitas ayuda siempre puedes comprar algún libro. Hay miles de ese tipo y seguro que uno de ellos te sirve. Deberías tardar menos de un día en aprender lo poquito que necesitas. Será el día mejor invertido de tu vida. Hazlo.

Haz una lista detallando las escenas que surgen a partir de tu resumen de cuatro páginas. Haz sólo una línea para cada escena. En una columna pon los personajes que aparecen. En otra columna (bastante grande) explica lo que pasa. Si quieres puedes añadir más columnas y escribir cuántas páginas esperas que ocupe cada escena. Una tabla de datos es ideal, ya que te permite seguir todo el transcurso de la historia de un vistazo y, además, hace que sea fácil mover las escenas de un lado para otro y reorganizar cosas.

Hacer una buena lista de escenas puede llevar más de una semana. Una vez terminada puedes añadir otra columna y organizar las escenas dentro de capítulos. Nota del traductor: Actualmente Están saliendo varios programas en internet que se pueden usar para este mismo trabajo, el problema es que la mayoría sólo funcionan en inglés. El programa yWriter tiene una traducción pasable y se puede descargar de forma gratuita. Puedes descargarlo desde aquí.

Paso 9) (Opcional) Vuelve a tu programa de texto (o al papel) y empieza a escribir una descripción narrada de la historia. Coge cada línea de la tabla de escenas y amplíalas hasta conseguir un párrafo de descripción de cada escena. Incluye los diálogos que te parezcan necesarios (o que simplemente quieras incluir) y haz un borrador del conflicto esencial de esa escena.

Es aconsejable llegar a escribir entre una y dos páginas por capítulo y empezar cada capítulo en una página nueva. Si no lo estás escribiendo a mano imprímelas grápalas y ponlas todas juntas; de este modo podrás encontrar fácilmente cada capítulo cuando necesites revisar algo. Puedes terminar escribiendo en una semana hasta 50 páginas de documento. El autor del artículo además explica, que todas las ideas que se le iban ocurriendo a lo largo del día acababan escritas en color rojo en los márgenes del documento. Descubrirás que es muy fácil escribir esta sinopsis que todos los autores odian cuando has completado los pasos 1 a 8. Eso sí, nunca le enseñes este primer borrador a nadie (¡y menos a un editor!); este trabajo es sólo para ti, y le faltan muchos de los detalles que tendrá la novela final. Está bien el hacer este primer borrador en una semana y además es un tiempo bien invertido, pero el autor dice, honestamente, que él ya no lo hace.

Paso 10) Llegados a este punto, simplemente siéntate y empieza a escribir el primer borrador real de tu novela. Te impresionará lo rápido que tu historia fluye a través de tus dedos. Seguramente tu velocidad de escritura se triplicará de la noche a la mañana y conseguirás en un primer borrador lo que no habrías conseguido hasta el tercero.

Pensarás que, para entonces, ya habrás agotado toda tu creatividad en la historia. Bueno, en realidad no, a no ser que hicieses demasiado en el análisis cuando hiciste tu Copo de Nieve. Esto se supone que es la parte divertida de escribir la novela, porque hay muchos pequeños problemas que desarrollar. ¿Cómo escapa el héroe del árbol rodeado de cocodrilos y rescata a la heroína que se encuentra en la balsa en llamas? ¡Ahora es el momento de descubrirlo! Pero es muy divertido porque ya sabes que la estructura a gran escala de tu novela funciona. Así que sólo tienes que resolver una pequeña serie de problemas y verás que puedes escribir realmente rápido.

Este es un punto realmente divertido y emocionante. A muchos escritores les resulta muy difícil este primer borrador. Todos y cada uno de esos escritores son “escritores del momento” que no tienen ni idea de lo que viene después. ¡Buena suerte! La vida es demasiado corta como para pasarla escribiendo de esa manera. No hay razones para pasar 500 horas escribiendo un primer borrador que se tambalea cuando puedes conseguir uno firme y sólido en 150. Contando las 100 horas que conlleva hacer el diseño de la novela terminas adelantando los plazos.

(Seguramente muchos “escritores del momento” se escandalizarían ante la idea de hacer un Copo de Nieve. No pasa nada. Cada persona es diferente. Sospecho que a estas alturas sabrás si el Método del Copo de Nieve te va a servir o no. Incluso si te funciona a la perfección, no dudes en improvisar. ¡Ojalá apareciesen miles de diferentes Copos de Nieve!) No existe una sola solución para el problema de escribir una novela, hay muchas. Utiliza la que mejor te convenga.

Cuando estés por la mitad del primer borrador conviene tomarse un descanso y revisar los documentos del diseño. ¡Sí, el diseño no es perfecto! ¡No pasa nada! Los documentos del diseño no están fijos, son un vivo grupo de documentos que va creciendo a medida que lo hace tu novela. Si has hecho bien tu trabajo, al final del primer borrador te reirás de lo aficionados que parecen tus documentos de diseño. Y verás cuanto se ha perfeccionado tu historia.

¡Ya está! Esto es el Método del Copo de Nieve. Funciona para el autor original del método y para miles de personas que le mandan e-mails de agradecimiento. Así que, si le funciona a tanta gente, ¿por qué no te va a funcionar a ti?

Maneras de usar el Copo de Nieve

¿Te estás peleando con un horrible primer borrador que no parece ir a ninguna parte? Tómate una hora y escribe una frase que resuma toda tu historia. ¿Te ha aclarado las cosas? Acabas de completar el paso 1 y sólo te ha llevado una hora. ¿Por qué no pruebas a hacer unos cuantos pasos más y ver si la historia empieza a despertar de su letargo? ¿Qué vas a perder, aparte de un horrible primer borrador que ya de por si odias?

¿Eres un “escritor del momento” que ya ha terminado su novela pero que ahora se encuentra mirando un inmenso manuscrito que necesita desesperadamente una reescritura? ¡Perfecto! Has terminado tu novela, ¿no? Has hecho algo con lo que mucha gente simplemente sueña. Ahora imagínate que un editor se mete contigo en el ascensor y te pregunta de qué trata tu novela. En quince palabras o menos, ¿qué le dirías? ¡Tómate tu tiempo! Éste es un juego de pensar. ¿Qué dirías? Si pudieses llegar a una respuesta en la próxima hora… ¡ya habrías completado el paso 1! ¿Crees que uno de los otros pasos no te ayudarían a poner un poco de orden en ese manuscrito? Inténtalo. ¿Qué puedes a perder?

¿Acabas de recibir una inmensa y horrenda carta de tu editor diciéndote todo lo que está mal en tu novela? ¿Te estás preguntando cómo puedes todos los cambios antes de la fecha límite? Nunca es demasiado tarde para hacer el Copo de Nieve. ¿Qué tal si te tomas una semana y haces todos los pasos? Te aclarará las cosas y tendrás un plan para ejecutar todas esas revisiones. Apostaría a que lo consigues todo en un tiempo record. Y también apostaría a que el libro sale mucho mejor de lo que imaginaste.



Basado en How to Write a Novel: The Snowflake Method de Randy Ingermarson.
Traducido al español por EPI el Anónimo.
Corrección de la traducción por Reactive.


The Snowflake article is copyrighted material owned by Randall
Ingermanson. This translation has been posted by permission of the
author. This translation is copyright 2010, La Estantería Literaria. All
rights reserved.

1 comentarios :

  1. Bien detallado y con una claridad extraordinaria.A primera vista se percibe que no oculta nada para si mismo.

    ResponderEliminar

 
Top